Carta de octubre 2019

“Escuela y Comunidad”

Quiero reflexionar este mes sobre como desde el Colegio, deben potenciarse unas relaciones humanas más integradoras, sanas y de colaboración en nuestra comunidad educativa, enfrentando con coherencia y audacia los retos más negativos de soledad, vulnerabilidad y violencia que experimentamos a diario en esta sociedad tan competitiva, agresiva y excluyente.

Estamos acostumbrados a establecer ámbitos de trabajo aislados unos de otros como un medio aparente de protección. Procuramos separar el trabajo de la vida familiar y muchas dinámicas propias de la misma familia, parecen radicalmente separadas entre sí, bajo la convicción (falsa) que las relaciones más abiertas y estrechas pueden intoxicarnos y perjudicar nuestra libertad. Lo cierto es que nuestros hijos, están creciendo en una atmósfera social más enrarecida y complicada de la que vivimos nosotros y por supuesto, mucho más de la que experimentaron nuestros padres. La falta de actitudes colaborativas, así como una exaltación peligrosa de la competencia y la rivalidad, favorecen un entorno sistémico de violencia que explota (de manera inadecuada), aún en situaciones relativamente pequeñas, afectando no solo las relaciones humanas, sino creando rupturas importantes al interior de los niños y sus familias. Es así como la escuela, tanto en su organización institucional como en su propuesta educativa, debe favorecer procesos de encuentro, construcción y sanación comunitaria.

Vivimos en lo que yo llamo una creciente “intemperie social”, donde los lazos de confianza se debilitan, propiciando, tras una falsa idea de libertad y autonomía, una grave fragilidad y peligrosa soledad. Es por eso que me interesa recuperar la capacidad que tiene la escuela para crear comunidad. Una comunidad entendida como el espacio para la curación y ampliación de lazos afectivos básicos, de cooperación, amistad y sincera fraternidad. Así la escuela debe ser:

• Lugar de encuentro entre personas que se aceptan y comprenden diferente. Parece una obviedad pero requiere apertura y autocontrol emocional para respetar, superar prejuicios inducidos y construir relaciones más cercanas y sanas. Es importante no abusar de lo sobre-emocional provocando conflictos y crisis en temas que no lo ameriten de verdad.

• Lugar de aprendizaje colaborativo, donde la pedagogía impulsa el valor de la interacción humana en el proceso cognitivo y de aprendizaje. Las ventajas de este modo de aprendizaje son múltiples: el estímulo de habilidades personales disminuye los sentimientos de aislamiento, y el trabajo en equipo permite el logro de objetivos que son cualitativamente más ricos en contenidos. Se trata de estimular la creatividad, el empoderamiento racional y los intereses vocacionales a través de la pedagogía de la colaboración.

• Lugar de autoconocimiento, liberación y sanación desde un sistemático proceso de acompañamiento psicológico y pastoral, apoyado de la nueva plataforma Habilmind y por la elaboración de nuevos perfiles psico-sociales de nuestros alumnos. Debemos conocer bien, para acertar en el acompañamiento que necesitan nuestros niños y jóvenes.

• Lugar de solidaridad, donde somos capaces de reconocernos de manera corresponsable y subsidiaria, entendiendo que muchas veces debemos apoyar y sostener a otros, y que las dificultades son naturales a la vida, evitando así la falsa sensación de un mundo donde la fragilidad pueda confundirse con el fracaso. Es importante apoyarnos entre todos, incluyendo los temas que más presión ejercen sobre las familias.
En estas líneas de trabajo les anuncio dos programas: A) “Inventos y Proyectos”, para impulsar la creatividad, emprendimiento y pedagogía colaborativa. Ya está listo para aplicarse en Enseñanza Media y se está planificando para Preescolar y Primaria. B) “Colón Solidario”, que incluye el proyecto de Directorio profesional y laboral, donde podrán inscribirse padres de familia que quieran ofertar su trabajo, y la realización de la Segunda Feria Laboral, dirigida a los adultos de nuestras familias que necesiten trabajo. “Colón Solidario” impulsará también a lo largo del curso, campañas de sensibilización y ayuda material en favor de los más pobres de la Misión de Campeche, Hogares Calasanz de la Provincia Escolapia de México y del Centro Social Calasanz aquí en Veracruz.

¡Siéntanse invitados a participar igual en las diferentes propuestas para adultos como los cursos de idiomas, la Escuela de Padres y los procesos pastorales ¡Unidos somos fuertes! ¡En fraternidad nos cuidamos y ayudamos! ¡En solidaridad compartimos nuestros dones!

Gracias a todos.

P. Rodolfo Robert Esquivel, Sch.P.
Titular General del Colegio Cristóbal Colón