homeniveles académicos

SECCIÓN SECUNDARIA

¿QUÉ FUE KIBBUTZ PARA MÍ?
“Me buscarás y me encontrarás, porque me buscaste de todo corazón”

Por: Gonzalo Anuar Pérez Aramburo

Jefe Nombrado de Rubén
Alumno 3ro de Secundaria

Un campamento por parte de Éxodo Calasanz es algo que siempre espero con ansias, repetidas veces superan mis expectativas gracias a la organización bien trabajada por parte de los Dirigentes; y está ocasión era sumamente especial, porque se trataba del Campamento General del Movimiento Éxodo, evento que tiene lugar cada 3 años y nos reúne a todos (México, Colombia y Costa Rica), bajo el nombre “Kibbutz”, que significa reunión de pueblos.

Mientras vivía aniversarios, eventos nacionales, acciones sociales, entre otros eventos, escuche repetidas veces “tienes que ir”, “es la mejor experiencia de todas”, “solo se vive una vez”, “no te lo puedes perder”, entre muchas otras; Las palabras tomaron más fuerza a medida que la fecha se acercaba, anhelaba ya estar allá compartiendo místicas, creando lazos de amistad y lo más importante aprendiendo el uno con el otro, dejando huella en el corazón de aquellos considerados hermanos.

Lo que más viene a mi mente de esos días, fueron las veces que me comunique con mis amigos de otros éxodos para expresarles todas mis ansías de verlos ahí, para volver hablar en persona sobre todo lo que nos había pasado después de la última vez que nos vimos y claro, cómo olvidar los días en que me la pase de un lugar a otro ocupado porque mi tribu tuviera lo necesario para “sobrevivir” los 5 días de campamento sin pasar algún inconveniente. Cada día checaba la cuenta regresiva, la emoción seguía latente por la gran ocasión que venía y así fue como una madrugada del 19 de julio de 2017 llegué con todo lo necesario a la sede donde el camión iba a partir para llevarnos al lugar que nos iba a recibir todos estos días, Aguascalientes.

Algo que me dejo maravillado es la facilidad con que podías entablar largas charlas con personas de otros lugares, compartiendo gustos, pasatiempos y claro, la mística, era fascinante saber que animal o símbolos caracterizan las tribus de los distintos Éxodos.

Con todo y la lluvia constante, todas las actividades que realizamos fueron excelentes, me quedé asombrado por la inmensa cantidad de personas, podías observar, como cada exodito gritaba con orgullo y euforia el nombre de su respectivo equipo, como estos se complementaban el uno con el otro para sacar el mejor resultado. Lo que estoy escribiendo ahora, por suerte, lo experimente en cada segundo que me toco pasar tiempo con ellos.

Todo esto fue Kibbutz; una montaña rusa de emociones en la cual cada día era una nueva oportunidad para aprender y conocer más sobre este Movimiento, que no solo te acerca a Dios, sino te enseña sobre el valor de servir como Él.

Éxodo Calasanz como el mismo Movimiento tienen un objetivo, crear en los jóvenes el sentimiento y la necesidad de hacer el cambio en su comunidad siguiendo a Dios en cada paso de su vida, tal como lo hizo San José de Calasanz, provocando un sentimiento de búsqueda constante de Él en cada rincón de nuestras vidas.

“Me buscarás y me encontrarás, porque me buscaste de todo corazón” JER, 19.13

¡Gracias 7timo Kibbutz!

Galería fotográfica