homeniveles académicos

SECCIÓN SECUNDARIA

¿Qué es ser un Papá Dirigente?
En esta última entrega, te presentamos los testimonios de 5 Papás Dirigentes de nuestro grupo Éxodo Calasanz.

Ellos son:

  • Rafael Inurreta Estrada, Papá de Brenda Susana Egresada y actual Dirigente de Éxodo Calasanz y Andrea Carolina Egresada de Éxodo Calasanz y actual participe del grupo Servidores.
  • Ivette Niño Frías, Mamá de Ricardo y Pahola Dozal, exoditos del grupo Éxodo Calasanz.
  • Martha Julia, Mamá de María José y Ana Valeria, egresadas de Éxodo Calasanz.
  • Imelda Ramírez, Mamá de Itzeli Díaz, exodita de Éxodo Calasanz.
  • Ángeles Acevedo, Mamá de Carlos, exodito de Éxodo Calasanz.

“Mi primer contacto con el grupo fue mediante una invitación que me realizaron los dirigentes para apoyar en un campamento técnico en playa de vacas y me encanto ese fin de semana, estuvo genial y me di cuenta de las actividades que realizaban los jóvenes, platique con los dirigentes y sobre todo con mi hija para no invadir su espacio y ella accedió a que yo formara parte del grupo y desde entonces estoy aquí; ha sido un esfuerzo grande, pero estar aquí los sábados me ha dado a ganar tiempo de calidad con mi hija y la comunicación es mucho mejor ahora, ¡estoy muy muy contenta de estar en el movimiento!”, comento Imelda.

A lo que Martha añadió, “llevo 5 años en el grupo Éxodo Calasanz, llegue aquí por invitación de mi hija y le agradezco enormemente, la verdad de cómo llegué a lo que soy actualmente, hay un mundo de diferencia, mi crecimiento personal ha sido impresionante. El que nos aceptaran como papás en su espacio ha marcado una diferencia enorme en la confianza y los beneficios en casa han sido bastantes”.

Rafael no se quedó atrás y nos comentó su sentir, “ya son 5 años de formar parte del movimiento y mi primer contacto fue cuando mi hija tuvo su primer campamento, nos acercamos, pedí permiso para participar, pedí permiso en el trabajo y estuve con los jóvenes apoyándolos. Pasó un año y me volví a ofrecer a otro campamento para ayudarles y a partir de ese momento quedé enganchado y empecé a asistir a las asambleas los sábados y realmente ha sido una parte muy hermosa de mi vida en la que he podido compartir con mis hijas y con todos los chicos”.

Al preguntar sobre la interacción con los Dirigentes, Ángeles contestó “el hecho de que los Dirigentes nos den la oportunidad de apoyarlos, nos da la facilidad de poder enriquecer las funciones del grupo con la experiencia que nos ha dado la vida, podemos opinar y participar sin necesidad de tener la responsabilidad directa del grupo y es algo esencial por qué como padres no nos imponemos, sino que somos un complemento y nos ha enseñado que como adultos también tenemos que respetar las decisiones de los jóvenes”.

“Más allá de los sábados, hemos formado lazos de amistad entre los papás, lo cual nos brinda certeza de que no estamos solos, de igual forma cada uno de nosotros tiene una profesión y los dirigentes lo saben explotar, cada uno de nosotros puede apoyar en lo que mejor sabe hacer”, concluyó.

La Mamá Dirigente Ivette nos explicó lo siguiente “desde que entramos nos dicen que a partir de ese momento dejamos de tener un hijo o dos y comenzamos a tener más de 100 hijos llamados exoditos, todos los chavos son chicos muy buenos, muy entregados y realmente uno se va ganando la confianza y el cariño de ellos, porque ya no nada más es en éxodo, donde te los encuentres, donde los veas, ellos corren, te abrazan, te dicen mamá y es algo que te llena, el grupo me ha hecho crecer mucho, he aprendido la tolerancia, escuchar y procurar siempre tener las mejores palabras para apoyarlos en esta etapa de cambio”.

“Desde antes de entrar al grupo yo ya conocía a San José de Calasanz y la educación de las escuelas pías, sin embargo, aquí se vive de una manera diferente, de una manera muy actual, los exoditos cuando están en actividades visualizan la vida una forma diferente,fue la respuesta de Ángeles al preguntarle sobre San José de Calasanz.

El Papá Dirigente Rafael Inurreta concluyo la entrevista con estas sabias palabras y recomendaciones, “la verdad me siento muy agradecido con el grupo, es una experiencia que vale la pena, es una ventana de tiempo que tenemos esta oportunidad, yo la vi y decidí aprovecharla, solamente en este tiempo voy a poder acompañar de esta forma a mis hijas, más adelante entrarán a la universidad, se dedicaran a su vida profesional, entonces estos años es lo que les comento a los demás papás en las juntas, que aprovechen, que no se pierdan la oportunidad de convivir con sus hijos y que se decidan, al igual que muchos, trabajo, sin embargo hago sacrificios, me quedo más tiempo entre semana, cambio de turno, a veces voy los domingos o me pierdo el fútbol, sin embargo prefiero estar aquí con mis hijas. También le agradezco mucho a la comunidad escolapia y a la pastoral por el acompañamiento, la guía y las facilidades para juntos servir a los jóvenes”.

Así es como concluimos esta serie de entrevistas en honor a las mamás y papás que brindan su tiempo para el beneficio y crecimiento de nuestros jóvenes, mediante una educación no formal y complementaria.

¡Gracias a todos y cada uno de ustedes que han sido parte de la visión de San José de Calasanz!, educar en piedad y letras desde la más tierna infancia.

#FamiliaColón
#UnColegioDeVerdad

Galería fotográfica