homeniveles académicos

SECCIÓN SECUNDARIA

“La existencia es algo más profundo que el mar”.
Estrella Altamirano Torres de 2° “D” de Secundaria participó en concurso literario de España...

...en las siguientes letras ella misma nos cuenta la historia tras el fabuloso texto con el que concursó.

Todo empezó por qué mi maestra de español: Samantha, nos solicitó un trabajo de español y me dijo que le gustaba mucho mi redacción, es por ello que me incentivo e invitóa participar en el IX Concurso Literario “Eugenio Asensio” convocado por el Instituto Español Giner de los Ríos Lisboa.

La participación era sencilla, un relato corto, sin tema en específico, es así como nos pusimos de acuerdo, comencé a escribir y escribir hasta que logré aterrizar lo que quería compartir.

El relato es sobre la vida, la muerte, la existencia, mi opinión sobre esos temas, sólo que lo convertí un poco en historia para hacerlo más dinámico.

La principal inspiración para este texto fue mi papá, en las mañanas siempre hablamos sobre temas existenciales, regularmente me dedico a escuchar y en esta ocasión me enfoque en aterrizar todas mis opiniones respecto a esos diálogos que hemos tenido.

¡Muchas felicidades! Estrella y a todas las personas que te han inspirado, esperamos que sigas desarrollando esta habilidad y poniendo el nombre del Colegio y de Veracruz muy en alto. A continuación, te compartimos su relato corto, que lo disfrutes tanto como nosotros.

“La existencia.”
Categoría A.
Estrella Altamirano Torres.
Colegio Cristóbal Colón.
Veracruz, México.

Mi nombre es Estrella. Y trabajo como consejera para jóvenes de mi edad a través de correos electrónicos.

Hace unos días, recibí el mensaje de una chica llamada Fugaz; ella me planteó una pregunta que en su momento fue difícil responder.

El correo decía:

“Hola Estrella, mi nombre es Fugaz, coincidencia, ¿no crees? Te cuento que, mi papá y yo, cada día tenemos una conversación filosófica donde únicamente escucho, y a veces, él piensa que no le pongo atención por el simple hecho de que no contesto a sus planteamientos, quizá por pena. Por eso me gustaría hablar contigo sobre estos temas de conversación que tengo con mi padre... ¿puedes darme tu opinión sobre, la existencia? Espero tu respuesta.Cuando leí esto, no sabía cómo responderle a la chica.

Pero hoy, redacto ésto como respuesta pública a su mensaje, así cualquier persona tendrá acceso a este escrito...

¿Qué es morir? Ninguno de nosotros entiende la vida, desde luego, mucho menos la muerte. Creo que a ninguna de las personas en este mundo nos gusta hablar sobre el verbo “morir”, aunque, lo que muchos no comprenden, es que, es nuestro destino por el simple hecho de haber nacido.

¿Has pensado en cómo se siente un bebé al nacer? El bebé se aloja en el útero de su madre, y esa es su vida. Pero, al venir a este mundo, debe dejar el sitio donde estuvo desde que es concebido para poder venir a este. El pequeño e indefenso ser, está predestinado a desalojar su lugar desde que es concebido, para poder venir a este. Creo que es algo parecido a morir. También somos indefensos y, después de determinado tiempo, debemos dejar este mundo para ir a una nueva vida; y eso lo sabemos desde muy pequeños.

Creo que nadie realmente ha comprendido el significado de la muerte. Nosotros, estamos conformados por cuerpo, alma, y espíritu. Y, lo que pasa al morir, es simplemente, darle a la tierra, lo que es de la tierra. Al hacer esto, le damos vida a nuestro espíritu. Morir es vivir. Es parte del mismo ciclo. Lo que nos enseñaron en la primaria como “naces, creces, te reproduces y, mueres”. Estamos destinados a concluir de este modo, y hay que estar conscientes de ello, para tener una vida plena.

No estoy muy segura si quien está leyendo esto, cree en Dios. Pero, se me hizo necesario incluirlo en mi escrito. Pues, sin Él, la vida y la muerte, se convertirían en simples palabras.

Y ya que, la muerte conforma a la vida, hablaré también sobre, el vivir.

Sabemos lo que es el dolor. Para mí, un claro ejemplo de él, es el hipo. No sabes cómo se siente hasta que te pasa. Lo es como caerse de una bicicleta, perder a una mascota o reprobar un examen.Pues, las tres cosas que mencioné, son parte de la vida y hay muchísimos ejemplos más. Así como tenemos momentos de gozo y alegría, también tenemos momentos dolorosos.

Pero, me estoy olvidando de un verbo importante de la vida. El amar, aunque, no hablo del amor a una pareja, claro que es parte de, pero, creo que amar es algo más. Quizá mi opinión carezca de experiencia, yo veo el amar como la vida misma. Amar lo que hacemos, amar nuestra comida favorita, amar respirar, amar ver el sol un día más. Amar nuestras vidas es importante. Lo que nos lleva a aceptar los sufrimientos y derrotas que en ella tengamos. Pues es lo que formará nuestras experiencias. Como mencioné arriba, Dios es parte importante de esto, Él nos brinda cosas buenas en nuestras vidas, pero, hay que saber aceptar las malas, pues, no lo son; son parte del crecimiento. Él nos quita algo para poder darnos otra cosa mucho mejor. Aunque en dicho momento lo vemos como algo malo y no es así.

Lo más triste de la vida, no es aceptar el hecho de que se acabará algún día, sino, que empezamos a vivirla demasiado tarde. Tenemos que disfrutar, ser felices, arriesgarnos y convertirnos en quienes queremos llegar a ser.Vinimos aquí porque somos parte de algo más asombroso. Somos parte del universo, somos la sal del mundo. Y debemos sentirnos felices y agradecidos de ser parte de esto tan maravilloso.Mira al cielo y dime ¿qué ves? Apuesto a que sólo nubes o, estrellas. Pero, ¿te has puesto a pensar más allá de lo que ven tus ojos? Intenta no sólo ver lo exterior, y es ahí cuando, comenzamos a ver la esencia de las cosas. Lo mismo es con las personas que nos rodean. Muchas veces, juzgamos a un libro por su portada. Y, si todos realmente viéramos el alma de las personas, el mundo dejaría de ser un remolino. Tratemos de ver, más allá del espejo.

Espero que este escrito te haya hecho reflexionar un poco. Quizá pienses que al ser yo una jovencita, no conozco nada sobre estos temas. Pero, agradezco que te hayas tomado el tiempo de leerme.

Valora tu vida. Cuando te caigas levántate. Siéntete glorioso de poder ver el sol una mañana más. Vive cada día como si fuera el último. Ama a los que te aman, déjate amar. Haz que te guste lo que haces, eso facilita mucho las cosas. Te mando un gran abrazo, querido lector; a quien sea que esté leyendo esto, te deseo una buena vida, y que Dios te bendiga.

La existencia es algo más profundo que el mar.

Espero que esto responda a tu pregunta, mi querida Fugaz.

-Para mi papá. Aunque no parezca, sí te pongo atención-

Galería fotográfica